martes, 18 de septiembre de 2018

Proposición de la boa

No comas nunca nada
que no seas capaz de digerir,
que no seas capaz de vomitar.


Rosario Castellanos
Ilustración: Paula Bonet





jueves, 13 de septiembre de 2018

Ardehal (Kashán)

Cuando cae la tarde
se yerguen como alas
los troncos de los árboles
y despliegan el misterio.
El monte se retira
para que quede grabada en el aire
la línea del más allá.

Tú estás aquí
y aumentas el enigma.

Y más aquí está el punto
que se abre creciente a la oscuridad.

Todo cabe debajo de los párpados dormidos,
hasta el gesto de las amapolas
que amansan el temor.
Si un día llega el día,
seguiré en esta hora
que escribe sobre la tierra
un verso negro
que solo tú descifras.

No abras los ojos,
que ya leo el sentido del sinsentido
en las vetas del suelo,
y saltan hacia mí fuentes de luz
desde el otro lado de tu sueño.

Clara Janés
Ilustración: Mirjam Appelhof

martes, 11 de septiembre de 2018

Consejo de Celestina


Desconfía del que ama: tiene hambre,
no quiere más que devorar.
Busca la compañía de los hartos.
Esos son los que dan.

Rosario Castellanos
Ilustración: Katarína Vavrová

domingo, 9 de septiembre de 2018

Invocación


Reina del sentimiento que las nebulosas entienden,
tus alas piensan,
tu corona solloza,
tus dedos dedican,
tus miradas perfuman,
tu corazón esparce,
tu frente fecunda,
tu oscuridad es el diamante del que nacieron las claras
constelaciones.

Reina del pensamiento que las entrañas encienden,
tu voz es de luna,
tu estatura es de sol,
tu fulgor es de rosa,
tu belleza es de océano,
tu inmensidad es de sentido,
tu centro es de espejo,
tu claridad es la diadema que llevan en su cabeza
las víctimas del amor.

Seas alabada, Reina de las Tinieblas,
Seas alabada, Reina de los Tormentos,
Seas alabada, Reina de lo Inmediato,
Seas alabada, Reina de lo Intocable,
Seas alabada, Reina de lo Negro,
Seas alabada, Reina de lo Blanco.

Alabada seas, Reina del pozo rojo desde el que estoy
cantando con mi temblor de metal torturado.

Juan Eduardo Cirlot
Ilustración: Gabriel Pacheco

viernes, 7 de septiembre de 2018

Prego

Como el pan a la boca como
el agua a la tierra ojalá
yo te sirva para algo para
que mi temblor tenga destino
y sea dulzura en tu dulzura
o sea lluvia o sea calor
o vuelo para que te vueles
y vuelvas y te quedes o
o vuelvas y te vayas a
tu corazón extraordinario
girando azul de fuego tras
los niños que te pertenecen.


Juan Gelman
Ilustración: Andrea d'Aquino

jueves, 6 de septiembre de 2018

Para un mejor amor


"El sexo es una categoría política"
Kate Mills

Nadie discute que el sexo
es una categoría en el mundo de la pareja:
de ahí la ternura y sus ramas salvajes
Nadie discute que el sexo
es una categoría familiar:
de ahí los hijos,
las noches en común
los días divididos
(él, buscando el pan en la calle,
en las oficinas o en las fábricas;
ella, en la retaguardia de los oficios domésticos,
en la estrategia y la táctica de la cocina
que permitan sobrevivir en la batalla común
siquiera hasta el fin del mes).
Nadie discute que el sexo
es una categoría económica:
basta mencionar la prostitución,
las modas,
las secciones de los diarios que sólo son para ella
o sólo para él.

Donde empiezan los líos
es a partir de que una mujer dice
que el sexo es una categoría política.
Porque cuando una mujer dice
que el sexo es una categoría política
puede comenzar a dejar de ser mujer en sí
para convertirse en mujer para sí,
constituir a la mujer en mujer
a partir de su humanidad
y no de su sexo,
saber que el desodorante mágico con sabor a limón
y jabón que acaricia voluptuosamente su piel
son fabricados por la misma empresa que fabrica el napalm
saber que las labores propias del hogar
son las labores propias de la clase social a que pertenece ese hogar,
que la diferencia de sexos
brilla mucho mejor en la profunda noche amorosa
cuando se conocen todos esos secretos
que nos mantenían enmascarados y ajenos.

Roque Dalton
Ilustración: Tiina Kivinen

miércoles, 5 de septiembre de 2018

La imagen

Deberás darme un nombre. Todo lo hecho
hasta hoy no me interesa. Seguiré
matándote, escribiéndote y reescribiéndote.
La imagen es el universo de nuestras fugas,
es la excrecencia terrestre con avenidas arboladas,
hombres, hormigas. Debo acunarte aún, palabra
por venir, debo santificar tus cementerios
y buscarte con más ardor, a ti mentira, a ti
falsedad. Deberé darte y darme paz:
te espero de un momento a otro, sin saber
si me acerco o me alejo
ni por qué tener o no tener miedo a eso.

Gino Scartaghiande
Ilustración: James Christensen

martes, 4 de septiembre de 2018

Por lo que ya no ha de volver


Por lo que ya no ha de volver,
por lo que nunca ha sido ni será.
Por el viento sin árbol,
por el árbol sin lluvia y sin sustento.
Por el ayer, mañana y otros días
que cayeron al pozo de los sueños.
Por las cartas perdidas, por aquellas
desoladoras lágrimas sin eco,
por la mínima luz de la esperanza,
guardo un manto invisible con tu imagen,
como guardó Verónica en su lienzo
la figura sagrada del Maestro.


Carmen Alardín
Ilustración: Alice Wellinger

sábado, 1 de septiembre de 2018

Por septiembre

Por septiembre
se te llenan de sótanos los labios
y es relativo el cielo
después de haberte visto preguntarle a la vida.
Pero también el cielo,
arrugado y preciso
como tu cazadora adolescente,
quiere estar entreabierto,
brillar recién amado,
descansando en la hierba
el peso de su larga cabellera de nubes.

Por septiembre
se te llenan de humo los síes en la boca.


Luis García Montero

Ilustración: John Lendis

jueves, 30 de agosto de 2018

Susurramos


Susurramos
decimos
murmuramos
tibio blablá al oído
a los labios la piel el pelo
a
acariciándonos
con voces
sílabas
con emes
con sonidos.


Idea Vilariño

Ilustración: Katarina Vavrova




martes, 28 de agosto de 2018

Por debajo del agua

Por debajo del agua
te busco el pelo,
por debajo del agua,
pero no llego.

Por debajo del agua
de tu cintura:
tú me llamas arriba
para que suba.

Para que suba al aire
de tu mirada;
mi corazón me enciende,
luego se apaga.

Te busco el pelo
por debajo del agua,
pero no llego.


José Ángel Valente
Ilustración: Enoki Toshiyuki

miércoles, 1 de agosto de 2018

Fiestas


Ser cuerpo es un festejo,
los gajos de neón abren heridas al labio.

Un tatuaje de obsidiana y 1 cangrejo
susurran en tu oído
cuando
enciende el raso de agosto en los huesos el fuego
y abre el mar peces y panes

para gozar
el milagro en Braille de tus dedos.

Sylvia Cirilho
Ilustración: John Lendis

martes, 24 de julio de 2018

Revelación del éxtasis


Amor puso sus manos —pasmo y fuego—
sobre nosotros. Hemos encontrado
nuestro divino centro
para girar, eternos, vivos, astros...
No, no existe la muerte. Somos vida.

Ángela Figuera Aymerich
Ilustración: Toshiyuki Enoki

lunes, 23 de julio de 2018

Letanía


Esta era la letanía recitada por el Gaviero mientras se bañaba en las torrenteras del delta:

Agonía de los oscuros
recoge tus frutos.
Miedo de los mayores
disuelve la esperanza.
Ansia de los débiles
mitiga tus ramas.
Agua de los muertos
mide tu cauce.
Campana de las minas
modera tus voces.
Orgullo del deseo
olvida tus dones.
Herencia de los fuertes
rinde tus armas.
Llanto de las olvidadas
rescata tus frutos.

Y así seguía indefinidamente mientras el ruido de las aguas ahogaba su voz y la tarde refrescaba sus carnes laceradas por los oficios más variados y oscuros.

Álvaro Mutis
Ilustración: Julie Massy

domingo, 22 de julio de 2018

Era todo tan leve como el punto...


Era todo tan leve como el punto
más liviano del sol cuando amanece.
Era todo tan suave como el higo
picoteado de pájaros con sueño.
Era luz que se quiebra en tu sonrisa
suspendiendo sus frutos en la sombra.
Era todo tan tenue que cabía
en un adiós o en una bienvenida.
Era todo tan tuyo y tan ajeno
que se fue dispersando con la vida.

Carmen Alardín
Ilustración: Katarina Vavrova

jueves, 12 de julio de 2018

Nostalgia


Tendida, los dedos tibios
del sol me cierran los párpados.

Mi cuerpo, fresco del río,
quieto, se me va llenando
de una mullida pereza...

Con un murmullo apagado,
el río pasa y suspira...

¿Por qué, de pronto, el canto
del ronco mar de mi infancia…?

¡Verde y perdido Cantábrico!

Ángela Figuera Aymerich

miércoles, 11 de julio de 2018

Gratitud


Gracias aroma
azul,
fogata
encelo.

Gracias pelo
caballo
mandarino.

Gracias pudor
turquesa
embrujo
vela,
llamarada
quietud
azar
delirio.

Gracias a los racimos
a la tarde,
a la sed
al fervor
a las arrugas,
al silencio
a los senos
a la noche,
a la danza
a la lumbre
a la espesura.

Muchas gracias al humo
a los microbios,
al despertar
al cuerno
a la belleza,
a la esponja
a la duda
a la semilla,
a la sangre
a los toros
a la siesta.

Gracias por la ebriedad,
por la vagancia,
por el aire
la piel
las alamedas,
por el absurdo de hoy
y de mañana,
desazón
avidez
calma
alegría,
nostalgia
desamor
ceniza
llanto.

Gracias a lo que nace,
a lo que muere,
a las uñas
las alas
las hormigas,
los reflejos
el viento
la rompiente,
el olvido
los granos
la locura.

Muchas gracias gusano.
Gracias huevo.
Gracias fango,
sonido.
Gracias piedra.
Muchas gracias por todo.
Muchas gracias.

Oliverio Girando,
agradecido.

Oliveiro Girondo
Ilustración: Pablo Auladell

martes, 10 de julio de 2018

Completamente honesto


En mi cuerpo están inscritos los nombres
de todas aquellas a quienes he amado
Kirsten, Alice, Margareta, Sussie, Lena, Mary, etc.
Mi nombre, Erling, significa honesto.
Para mí, el amor es eterno cada vez.
La flecha atraviesa el corazón, las rosas y el fuego,

apenas tatúo sobre la piel
el nombre de mi amada
ella siente haber vencido a las otras.
Realmente, no engaño a las mujeres.

Jörgen Nash

lunes, 9 de julio de 2018

El amor


Un pájaro me canta
y yo le canto
me gorjea al oído
y le gorjeo
me hiere y yo le sangro
me destroza
lo quiebro
me ayuda
lo levanto
lleno todo de paz
todo de guerra
todo de odio
de amor
y desatado
gime su voz y gimo
río y ríe
y me mira y lo miro
me dice y yo le digo
y me ama y lo amo
—no se trata de amor
damos la vida—
y me pide y le pido
y me vence y lo venzo
y me acaba y lo acabo

Idea Vilariño
Ilustración: Chie Yoshii

domingo, 8 de julio de 2018

La nebulosa

Que sea como en las islas:
eternamente domingo,
o como los pies de las mujeres,
siempre ardientes, siempre fríos;
o los viajes en los sueños,
donde no sabemos si partimos
ni sabemos si llegamos
y a la mitad de la historia
casi siempre despertamos.

Que sea como en los entierros
y lo dudoso del llanto;
como una canción en verso
o un barco al anclar;
como los ciegos en las esquinas
o la noche sobre el océano.
Que sea inarticulable
como la poesía pura
en el instante mismo en el que amamos.

Que sea el murmullo candente
de las novias iniciadas
o la plácida siesta
de los gatos sobre las bardas,
que sea como el clamor
del guerrero traicionado
o la tristeza del padre
cuando el hijo lo abandona
por la gran ciudad.

Que sea la armonía que se desliza
por los pedales del piano,
la ceguera de las estatuas
en el último día del año,
y que tenga el cálculo frío
de los sonámbulos cuando caminan
que sea así, como las rosas,
y después que se pierda en el cielo
como las grandes nebulosas.

Lêdo Ivo
Ilustración: Marcela Paniak